• Cazadores aprovechan confinamiento social, por Covid-19, para depredar Reserva en Chiapas.
  • Pide a las autoridades ambientales que se frene la cacería masiva y el tráfico de especies de fauna.

El ambientalista, Humberto Yee, de la Isla de Concepción ubicada en la Reserva de la Biosfera “La Encrucijada”, en el Soconusco, ha recibido amenazas, luego de que denunció caza furtiva al encontrar cartuchos de escopeta y evidencia de caza en la zona.

Ambientalista amenazado por denunciar caza furtiva en la Isla de la Concepción en Reserva de la Biosfera.
Humberto Yee. Foto tomada de sus redes sociales

La Isla Concepción se encuentra internada en los manglares de Soconusco cerca del límite del municipio de Acapetahua con el de Huixtla, en el área que se conoce como el “Hueyate” (del náhuatl “ueyatl” que significa “mar”), internada en una de las zonas núcleo de la reserva de la biosfera “La Encrucijada” que lleva el mismo nombre.

Humberto Yee declaró que “Lo que tanto temíamos en esta cuarentena paso, los cazadores furtivos llegaron e hicieron una matazón de animales, por doquier encontramos cartuchos de escopetas, y con los animales tan mansos que tenemos en nuestro bosque no quiero imaginar cuántos ejemplares se llevaron”. 

Desde sus redes sociales

Abundó que a partir de las denuncias públicas que ha hizo y ante el director de la Reserva Biosfera la Encrucijada el biólogo Juan Carlos Castro, además de la solicitud a las autoridades de los tres órdenes de gobierno para que intervengan, ha recibido amenazas de los cazadores, que le mandan mensajes intimidatorios, buscando que desistan de las demandas por ecocidio.

Algunos de los cazadores se encuentran identificados ya que han formado parte de proyectos de ecoturismo en la zona y fueron denunciados también con la coordinación de Sembrando Vida, que aporta recursos para proyectos en la zona.

Lamentó que en México sea peligroso querer conservar la biodiversidad, “tenemos que lidiar con gente que hace de su modo de vida la cacería furtiva”. Explicó que cuentan con un guardián en la isla, que se pagaba con recursos del programa Sembrando Vida, pero que por la cuarentena se tuvo que ir a su casa, ocasión que aprovecharon los cazadores.

hormiguero sedoso (Cyclopes didactylus)

Actualmente el ambientalista se mantiene a resguardo y no puede ingresar a la Reserva por temor a que cumplan las amenazas recibida. Pidió intervención de las autoridades ambientales federales y locales, para que sean desarmados.

Pidió castigados para los traficantes de especies que están operando en la zona y que, dice, están realizando cacerías masivas en la zona núcleo de la reserva biosfera la Encrucijada. 

Finalmente pido protección para él y para el tío Abel que también fue amenazado con arma de fuego.

Foto principal: Isla la Concepción: Corazón de la Reserva Biosfera la Encrucijada. Cortesia de Gabo Reed.

Dolores Peñaloza
md.penaloza@letrasverdes.com.mx

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *